Nueces

La parte comestible de la nuez recuerda por su forma al cerebro y gracias a su contenido en vitaminas del grupo B, son buenas para la memoria. Además, reducen el riesgo de infarto, los niveles de colesterol en la sangre y pueden comerlas los hipertensos y los diabéticos. Es un alimento muy nutritivo, con un alto valor calórico, 662,5-688kcal/100g y entre las vitaminas presentes en las nueces, las más importantes son las del grupo B, entre las que destaca el ácido fólico. Normalmente, la nuez se consume en crudo como tentempié o de postre, bien solas o combinadas con otro alimento. Se utiliza como ingrediente en muchos platos, salsas y helados. Generalmente, las nueces con cáscara se conservan durante 2 ó 3 meses. Las descacarilladas deben guardarse en el refrigerador para retardar el enranciamiento y pueden conservarse unos 6 meses. También se pueden congelar, con o sin cáscara.

Vides

La uva se ha usado desde hace mucho tiempo por sus propiedades curativas. Es laxante y diurética, y resulta indicada en casos de debilidad o defensas bajas. También es un buen depurativo de la sangre y previene la osteoporosis. Es una fruta conocida desde hace mucho tiempo por el hombre, y aunque se consume en fresco, su uso principal es la elaboración de vino. Gran parte de la producción se destina a la obtención de vinos y mostos, mientras que de sus semillas se extrae el aceite de pepita de uva. Las uvas son un alimento que aporta minerales y vitaminas al organismo. Es una de las frutas con más hidratos de carbono, aunque su contenido calórico no es demasiado elevado. Contienen resveratrol, un compuesto antioxidante y anticancerígeno, y desde la antigüedad se le atribuyen diversas propiedades curativas. Hoy en día crecen en Chile además de la uva del país otras cepas para la producción de vino, conocidas internacionalmente y que se encuentran en los primeros lugares de preferencia a nivel mundial: Chardonnay, Sauvignon blanc, cabernet Sauvignon o Merlot. A ellas se unen otras cepas más raras, como el Carménère y el Syrah, que casi no se cultivan en Europa, y que ofrecen un sabor muy individual y característico.